Los Incivilizados

Notas, artículos y reportajes desde un punto de vista anarquista liberal.

La Nueva Esclavitud

Hoy, cada ciudadano en Nuevo León y quizás en México ésta al tanto de los problemas que ocurren diariamente, cómo si fuera una rutina cotidiana y expresan sus inquietudes en las redes sociales como si fuera una salvación el desahogarse en la página de Zuckerberg, o subir un vídeo a la red del pajarito azul esperando que la cuenta (administrada pocas veces o nunca por él) del legislador, diputado, secretario, senador, gobernante o político le responda: “haremos algo al respecto”, o “trabajamos en ello”, o simplemente tratará de evitar meterse en complicaciones para conservar la poca imagen ‘respetable’ que le pueda quedar, sea de izquierda o derecha; o tal vez se popularice por unas horas antes de ser solo otra tendencia en la base de datos.

De antemano les digo que todos esos sitios ya tienen una administración desde sus sedes, que censuran aquello que no sea conveniente para sus intereses corporativistas-personales, y, si ya sabes que existen dichas contra medidas ¡¿entonces por qué lo sigues haciendo?!, esperar una respuesta no solucionará la injusticia que tenga tu vecindario, colonia, municipio o el territorio estatal, si buscas un resultado hazlo ti mismo para beneficio grupal; o mínimo no estorbes para aquellos que si buscan resultados.

Tomaré como ejemplo, para aclarar mejor la idea, la abolición de la esclavitud en Estados Unidos y su guerra con México entre 1846 y 1848, según retrata el escritor Henry David Thoreau, muchas personas, en teoría, estaban en contra de la guerra y la esclavitud pero no hacían nada por acabar con ellas, por qué no sabían que hacer y por ende no hacían nada, solamente esperaban a que alguien más remediara el problema; fueron pocos los que decidieron tomar acciones, como John Brown (en la abolición de la esclavitud) o el propio Thoureau (al no pagar impuestos para financiar la guerra); fue conveniente, hipócrita y tendencioso que, algunos años después, el gobierno estadounidense cambiara la esclavitud humana por una esclavitud política después de la Guerra de Secesión, habiendo antes ahorcado a Brown por violar una ley que para él (por sentido común) era injusta.

Ahora, ¿en qué creyeron varios de millares de esos ciudadanos para poder parar dichos actos? en el voto, ¡menudo error!, las votaciones son juegos parecidos a los de casino, donde se juega con las cuestiones morales; durante estos depósitos electorales se deja todo en manos de la mayoría y se da el voto a quien se cree más acertado pero no están realmente convencidos de eso que muchos pregonan (iniciativas de ley benefactoras, falsas promesas para el pueblo, y demás patrañas) deba prevalecer; “incluso votar por lo justo es no hacer nada por ello”, escribe Thoureau.

Y, casi 172 años después, la tragedia se repite; faltan meses para entrar en contienda electoral en Nuevo León, junto a otros 14 estados, y los ladrones ya empiezan a ensamblar sus artimañas, algunos se despiden de sus bandas para entrar a otras, unos no se deciden por cual, y otros hacen cualquier cosa por tratar de buscar el puesto de gobernante, incluso si eso es acoplar ideas desagradables o ridiculizarse por tener más votos.

Sin darte cuenta te has vuelto un esclavo, endulzado por los discursos y las ficticias promesas de esperanza, donde te hacen creer que por medio del voto erradicarás la delincuencia, desempleo, robos, secuestros y demás problemas de la sociedad donde te encuentras, dando la ‘herramienta’ que llamamos gobierno a personas que el único interés que tienen es el suyo; sea del PRI, PAN, PRD, MORENA, MC, PES, o cualquier otro partido/banda secreta de ladrones y asesinos.

Uno esperaría que en tiempos actuales, con la Plandemia en un punto clave por las vacunas que llegan al país y a Nuevo León, la incertidumbre del nuevo presidente-gobernante del vecino estadounidense sin conocerse (aunque dicen las malas lenguas que Harris, digo, Joe pueda estar en la casa del deep state), la repercusión por la aprobación del infanticidio en Argentina que MC quiere usar para una mayor cantidad de ‘votantes', entre muchos otros; saliera un nuevo individuo descendiente de J. Brown, Thouraeu, Spooner u algún otro pensador que busca no solo que sus pensamientos se queden en el papel y tome acciones por aquellos actos injustamente asquerosos y liberticidas que pudren a los hombres, no te quedes con la mentalidad de que una boleta cruzada depositada en una urna, la cual es sometida a la mayoría, vaya a mínimo tapar el bache de tu colonia.

Tu, estimado lector, te invito a tomar acciones basadas en la justicia, la ética, el respeto, la virtud y el sacrificio, en lugar de votar por algún político, de lo contrario solo cambias tus cadenas viejas por otras nuevas.

(Texto recuperado de Portal MX, 2 de Enero 2021)