Las Horas Del Desastre.

Momentos en los que seguramente, mis ganas de vivir están muy por debajo de la media razonable.

Quizá escriba una canción, ahora. Sí, justo ahora. 11:23 pm

Llegó la noche y casi media pa´ la madrugada. Almohada y ganas de dormir un poco congeladas. Si miro al techo me imagino, todo lo que ya fue. Ya soy impropio, ya no soy, ya tomo hasta café

Vivo despierto, pero muerto aquí en mi propia cárcel Sería feliz viviendo preso mientras me tú abraces. Tal vez me muera meditando en lo que pudo ser Porque el kilig de tus palabras; mi vida de ayer

La misma vida y de mi amor ¿Qué fue de aquel presente? fue rota por la cobardía, y mantenerme inerte. Esclavo de está decepción, dolor de no tenerte y esclavo de tu cuerpo negra, tuyo para siempre.

Seré sincero, de mi son contadas las verdades Y estoy peleando con mi vida pa´ que no se acabe Si la verdad hasta el aire me quema los pulmones son mil razones y ninguna pa´ que me perdones.

Por ti seré y conseguiré lograr desintegrarme disculpa no me se otra forma para desahogarme Soñando con la nada veo que se me acerca el fin con sangre en mis nudillos, que piden volver a ti

Miseria; como una copa de un bar abandonado. Histeria; mi corazón que grita desesperado. Una vida que me reclama la tranquilidad y yo perdido en el libido de tu sexo, condenado.

Y si te vas, déjame lo que te llevaste. En otras palabras, quédate, evítame este desastre si continúo, que no creo, querré que sea contigo y si no sigo recuerda que por siempre voy a amarte.

Mi despedida la he planeado unas cuantas mil veces y la pospongo por si un mensaje tuyo aparece por eso es que mi indecisión me juega a la traición y la vez mi corazón, me lo cobra con creces

De nada, todo siempre fue con amor mi amada, nunca había sentido tal sabor a lo mejor es que cambiaste todo en mí porque sentí que junto a ti, de mi sacaba lo mejor.

No me he atrevido nunca a pedirte perdón porque se que piensas que lo hice con intención Y aunque no sepas mi razón y te me alejes nunca dejes que tu mente engañe a tu corazón

Si lo preguntas por supuesto, todavía te quiero. Si esto que tengo por ti siempre está de primero Si esto que yo siento por ti lo blindé con acero y si me muero, mi lápida dirá que te amo primero.

Ya se me van las líneas, es que no encuentro palabras Tu sabes que solo contigo me entiendo si se habla Quizá nada de lo que diga cambie tu opinión pero recuerda para siempre que tienes mi corazón. -

Líneas que escribí pero no publiqué de inmediato, me dieron varias vueltas, pero ahí están. Libres ahora.

Lo escribí sobre un instrumental que está en YouTube (𝗙𝗿𝗲𝗲 𝗕𝗲𝗮𝘁 – 𝗟𝗢 𝗙𝗜 𝟴𝟲 𝗕𝗣𝗠 𝗕𝗢𝗢𝗠𝗕𝗔𝗣 𝗖𝗛𝗜𝗟𝗟), al parecer de uso libre. La cual, hice canción. Inicié en el segundo 11, inmediatamente. Dejé en la mitad el coro que no hice, por cierto) en el minuto 1:17 y retomé en el minuto 1:40.

.... Son esos días en que necesito descargar y sólo fluyen esas cosas.

Nada.

Eso soy.

No siento que puedo continuar.

Es creo, la primera vez que escribo algo tan temprano, recién me despierto. Y creo que fue una de esas noches donde uno siente que no está despierto, pero tampoco está dormido ¿Me explico? Es ir a dormir, pero te levantas y sientes que no descansaste nada; ni para dormir sirvo ya. Es que pensé mucho ayer, tenía días que no me mataba tanto la cabeza, en realidad, lo hago muy seguido, pero no de la forma que lo hice anoche, fue demasiado. Siento rigidez en mi cara, ardor en los ojos, ansiedad en el pecho, siento que estoy perdiendo la pelea.

Necesito paz, ya no quiero seguir, y no me puedo ir, porque ¿A donde iré si mi tranquilidad tampoco estará allá? Maldita sea, es la primera vez en la vida que siento que no puedo escapar, no me quiero dejar ganar de esto, perdí mucho de mi vida, y con las uñas me tocó aferrarme a una persona que no era, y convertirme en alguien que era capaz de manejarse. ¿Y AHORA? ¿Dónde mierda estás? Yo te construí y ya no te encuentro, ya no me encuentro. Esto me agota, no me deja despegar. ¿En qué momento dejé que esto pasara? Pero no me arrepiento de permitirlo, al contrario. Recordar lo feliz que yo era con tan solo hablar con ella, es demasiado electrizante, no se que es lo que me recorre el cuerpo, siempre que me acuerdo de lo que me producía tener mis manos en el suyo. La parte de atrás de su oreja, su cuello, lo malditamente suave de sus labios. Tiene unos graves en su tono de voz, que recuerdo que me producían ASMR puro.

Es que si se pudieran dejar en la lectura las sensaciones, que se siente mientras se escriben cosas como esta, todo mundo fuese lector. No saben la avalancha de corrientes que me pasan por los poros cuando vuelvo a sentir sus abrazos.

¿Notan como pierdo el rumbo de cierta forma, cuando empiezo a hablar de ella? Es que ella es la más clara descripción de la serendipia en mi vida. Hubieron muchas cosas en mi vida antes, demasiadas, diría. Pero esta pasión que casi no me deja vivir, es la primera vez que la siento. Ya entiendo a la gente que dice “Sin X cosa ó persona, no puedo vivir”. Este es el punto de mi vida en el que compruebo, que realmente es así, estar sin alguien que amas tanto, es igual a no vivir.

Entonces últimamente, vivo muy poco.

Una noche más. ¿Eh?

Tal y como lo dije ayer, porque bueno. Es que ayer fue tan mierda, que no quiero recordarlo, no quiero ni tocarlo. ¿Cuándo es que me empecé a sentir tan miserable? Vaya cara que muestro afuera, la gente cree que muero de felicidad a diario. Me ha servido un poco, odio las malditas preguntas y los comentarios de lástima y de supuesta comprensión, se que en el fondo son mentira. La gente ama verte mal, pero no les voy a dar el gusto. Este momento, es el indicado, quiero descargarme en todo. Golpear, gritar, llorar... abandonar. Vacío.

Y duele.

Mi mamá, parece que ya no lo nota tanto, quizás lo ha dejado un poco aparte. Puede que esté considerando que necesito espacio, ó yo que se. Tiempo para mí. Yo se que necesito, pero ya no lo voy a tener. Esto es lo que me queda, y de esto, tengo que sacar otra cosa. Tengo que usar lo que quedó de esa vida que ya no tengo y encajarla en algo que me ayude a seguir. Que agotador.

Que extraño se me hace ya hasta despertarme. Odio la depresión, la soledad, odio la vida cuando estoy así. No quiero seguir. Muero de ganas de irme, y de no volver. Pero huir no es el camino tampoco.

¿Sabes que Kael? Vamos a poner puntito final a esa historia de momento a ver si no dándole tantas vueltas, mejora. Quién sabe hasta cambie.

Y vengamos aquí, a contarles que estos días fueron tan así, que de la nada. Ninfa apareció, después de casi dos años de habernos separado. Conversamos un montón; sigue siendo una persona increíble, no me arrepiento en lo absoluto haber compartido mi vida con ella. Somos ahora buenos amigos, que alegría en mi corazón cuando me enteré que de nuevo está siendo feliz, porque si hay algo que ella se merece, es recibir de vuelta todo lo bueno que nos ha ofrecido a todos lo que hemos hecho parte de su vida. Me tranquiliza saber que está bien, que está feliz.

Me sirvió enormemente hablar con ella antes de ayer. Incluso, quedamos en hablar por teléfono. Esperemos que se de, me gustaría escucharle y que me cuente de Luisa, su hermana. Tengo mucho que no se de ella.

Aunque se siente muy frustrante sentir que al parecer, a todo mundo le va de maravilla allá afuera, pero se que no es así, todos a lo suyo, problemas y demás, pero sonriendo siempre. No deseo que nadie se mienta como yo lo hago, deseo que si en realidad no están felices, lo consigan y si lo están, que su felicidad se les multiplique. Porque he aprendido a que personas felices, crean ambientes mejores. Ninfa, Luisa, y todos los demás, cada persona que conozco y que no, tienen ese derecho. Y les deseo que si algo intenta quitárselos, tengan la fortaleza mental para defenderle.

Yo sólo espero montarme pronto en ese mismo avión, parece que ha habido muchos problemas con mi ticket. Mi felicidad, estabilidad emocional, se las entregué a alguien, no quiero que alguien que llegase a leer esto, piense que ha sido un error. Creo que una de las mejores decisiones que he tomado en la vida es hacerlo. Porque me ha ayudado a entender el valor que tiene una persona que es tan imprescindible para ti, y ya no está. Les juro, que si se quieren entregar a alguien, lo quieren, con todo lo que son. Les prometo que sí. Pero es difícil. Por eso, en lo posible, cuiden. Yo no lo hice y estoy aquí hoy en una vida que no quiero, sin una persona que quiero, alguien que no tengo.

Cuiden.

Kael.

Mierda, pero no tanto. ☠︎︎

Hola! ¿Qué hay? Buenas noches a la verga putos lectores que no existen. Mentira, si alguien lee esto, lee bien, te amo. ¿Entiendes? Gracias por leerme; vainitas y deseos muy buenos pa´ tu vida extraño ser x.

Bueno señores, vamos al lío. Otro día más, claro que sin muchas ganas de escribir, pero que aquí me tienes dando la cara. Hoy cargo un poco aún de la tristeza esa rara, ya saben, la de estos días. Pero bueh, que no todo ha sido tan malo, porque puse un poquito en marcha aquello en lo que estaba intentando. De resto, más basura, como siempre. Pero es que macho ¿Qué más quieres con esta soledad emocional que me cargo? Que estoy rodeado de tanta gente y sigo en 0. Sin moverme, porque la gente habla tan básico, que mierda, asco sostener una conversación con nadie. Entonces, menos mal que encontré esta bonita y simple forma de descargar mi vacío existencial (Cosa que que técnicamente es un error, porque coño ¿Qué coño voy a descargar si está vacío?) En fin, ustedes me entienden. Mi vida, por estos días carece de claridad emocional, cosa que espero grandemente superar con el paso de los mismos, y que por favor no den los famosos 360°, porque la verdad necesito que esta crisis emocional de un girito pequeño así sea de unos 720°.

¿Demasiado pedir? He sido a pesar de todo, fuerte. CONSIDERO. No debe interpretarse como verdad absoluta. Pero, siento que cualquier otra persona en mi lugar, habría quebrado a llorar más de una vez. Porque nadie dice que estar en un lugar lejos de casa, y no hablo de inmuebles, sea fácil. Y para nada que lo es, no para mí. Que soy tan adicto a cosas que me hacen sacar todo mi potencial. No saben cómo se siente eso; si aún no lo saben, no se han enamorado.

Una vez (Esta vez) que me enamoré, volví a esa cárcel. Amo esa cárcel ¿Saben por qué? Porque me hace vivir la vida con una pasión increíble. Saca lo mejor de mí pero también expone mi existencia a la basura más profunda, que me deja conocer, la parte más cruel de vivirla. Me hace afrontar tantas cosas el amor, que aprendo diariamente. Que bueno haberme enamorado. Quisiera “Vestirme de felicidad” a diario, y que mis letras aquí no se perdieran en la soledad de lo que siento, pero lo siento, no puedo con esto que siento. Varias noches siendo esto mismo, nada. Que cuando lo vengo a plasmar, me dan ganas de llorar. Yo me hice hombre, más tarde que otros hombres, consideré en algún momento. Me hice hombre porque decidí aceptar cuanto me equivocaba y lo que eso representaba. De seguro que muchos de los otros que se hacen llamar, viven mintiéndose. Pero yo no puedo, tengo verdades que me duelen, como que no fui valiente para reparar, pero tampoco fui un cobarde para a alguien más, también dañar. Debía afrontar aquella decisión que me duele TODOS LOS DÍAS DE MI VIDA. Pero si es mi error, yo pago por él con esta vida que llevo.

Ya he empezado a casi llorar, por el momento.... voy a parar.

Un día muy random.

Apenas son las 5:38, pero bueno es que tuve este pequeño espacio para escribir y bueno nada, quise aprovechar. Si, si, ya sé que ayer no escribí ni mierda, es que bueno fue un día bastante movido y a la verga, también me canso, cuando quise venir aquí , ya no podía con mis ojos; preferí descansar.

Hoy prevenido por lo de ayer, aproveché para no dejar pasar esta sensación de querer desahogarme un poquito. Me siento mal, un poco físicamente, he estado con la cuestión de la gastritis todo el día pero, anyway. A lo que vinimos.

Ayer alcancé a ver algo que me recordó de inmediato a otra cosa, el tema ese de “La gente de Omar Geles” que se llama “Cando te apareces”, dado que casualmente, he estado escuchando muy seguido estos días, hace al rededor de 15 ó más. Entonces, al ver eso, casi de inmediato pensé: “Parece que supiera lo que pienso”, cosa que obviamente no está muy lejos de la realidad. Lejos de ser un buen día (Pues porque claro tan lleno de recuerdos) hoy fue una serie de lecturas y mensajes los que me atravesé que claramente me voltean el día, por muy bueno que fuese. Ya he venido aquí, par de veces, en realidad más, pero a leerme yo mismo, a conocerme, porque sé que de esto que dejo aquí hace parte mi mejora. Pero venga, que me he salido un poco del tema principal; mi otro día de mierda. Ayer en sí no lo fue, ya se los he comentado en el primer párrafo. Pero bueno, parece que cuando tengo “Buenos días”, termino muy cansado como para registrarlos. Hoy fueron malestares estomacales, para ser más precisos: Colitis. Un poco de inflamación, Metronidazol, Buscapina, Hioscina y por supuesto, un poco de ALKA SELSER, ALKA SELTZER, ALKA SERSER, ALKA CELSER, eso. Que al final, no me sirvió ni mierda, porque es la hora y sigo con el dolor, ¿Pero a quién le importa verdad? Sigamos. Me encontré con tantos mensajes, porque uno es así, le gusta lastimarse la herida como un marica, leyendo todo de nuevo, reviviendo el dolor. Porque sí, eso es lo que se hace en realidad, siendo realistas. Entonces, como era de esperarse, quebrándome otra vez, siendo este uno de los pocos días en mi vida, que me siento muy mal física y emocionalmente. Vaya mierda, Kael.

Esos mensajes, solo me dieron ganas de saber de ella, solo me hacen extrañarle, quererle más, desearle con cada poro de mí y cada milímetro de sensación que me atraviesa el recuerdo. Y me puse a pensar en el término que leí precisamente en estos días. Su vida y la mía, viven en una constante “Asíntota” que describe en términos matemáticos: Que hace referencia a algo que no tiene coincidencia. El concepto se utiliza en el ámbito de la geometría para nombrar a una recta que, a medida que se prolonga de manera indefinida, tiende a acercarse a una cierta curva o función, aunque sin alcanzar a hallarla. Es decir, siempre estuvimos muy cerca de algo, sin llegar a nada, se acercó demasiado, pero según el griego es “Eso que no cae”.

Pero no todo es tan malo, porque así como esta situación es matemática (Como todo lo que existe), también me he instruido acerca de la ecuación más bonita de la física, así que les presento “La ecuación de Dirac”: (∂ + m) ψ = 0. Que sugiere que «si dos sistemas interaccionan entre ellos durante cierto periodo de tiempo y después se separan, podemos describirlos como dos sistemas distintos, pero de forma sutil se convierten en un sistema único». «Lo que le ocurre a uno sigue afectando al otro, incluso a distancia de kilómetros o años luz”.

¿A que sí es preciosa?. No tengo mucho más que decir por hoy, esta es mi ecuación, me quedo con ella, “La fórmula del amor”. Mira que escribiendo aquí me sentí mejor. Así que la noche terminó muy bien, estoy más tranquilo.

Un día más, que por el momento termina muy bien.

Pdta: También mejoró muchísimo, porque... vi a Estrellita, le di un abrazo, la vi sonreír y ese momento, justo cuando todo parecía ir mal hoy, se me tranquilizó el alma.

Gracias, Estrellita. ❤

A veces mi mamá se da cuenta.

¿Has pasado tú también por algo así? Por esos días en que todo va tan mal, pero sabes cómo “vestirte de felicidad” para no generar comentarios, preguntas o evadir temas que no quieres tocar, porque a ti te tocan más profundo. Yo también he sabido evadir, pero a veces quema tanto, que hasta mi mamá lo nota. Pero no ma´, no tengo nada, es que estoy cansado, tuve una mala noche; un sinfín de excusas. Pero ella sabe, ella lo sabe.

Es muy difícil ya no tener a quien; quien te escuche, entienda, anime, acompañe, quiera, te necesite, te busque, te admire, te ayude, te piense, te extrañe, te remueva, te desestabilice, te repare, te complemente, te corrija, es muy difícil. Pero absolutamente todo, es aprendizaje, sigo allí, aplicando mi teoría para no desvanecerme en la soledad, estando rodeado de tantos miles; los demás, que además, para mí, sin ti, están de más.

¿Qué hago? ¿Me acostumbro? Dejen de decir estupideces, por favor. No más, porque tragarse el dolor, es el acto más absolutamente imbécil, que he visto en la vida. Lo sé, porque por supuesto, he sido un imbécil muchas veces antes. A la nada, tirando las penas, como Soge, más lleno de nada, que como diría Beret en la misma melodía: “Puedo romperme por la mitad, que con el vacío que tengo, te diría que sigo entero”. Y sí, mi felicidad es sólo un contrato de “Casi poder tenerte” y la letra pequeña, un pero. Me siento sólo, por enésima vez, sabiendo donde está mi compañía, pero también lejos de mi valentía. Donde ya no quiero ser dolor, quiero ser tranquilidad, sólo si me dejasen serlo. Pero la calma de unos, termina siendo la tormenta de otros; todo lo que acarrea, una mala decisión. Lo siento mamá, tu hijo, está lleno de inmadurez emocional, sabe a quién quiere. Pero no es valiente.

Porque sé que te duele, porque también es tu dolor.

Lo siento, mamá.

𝕮𝖚𝖆𝖓𝖉𝖔 𝖓𝖔𝖘 𝖆𝖑𝖊𝖏𝖆𝖒𝖔𝖘.

¿Qué es lo que se siente? ¿Cómo se llama? ¿Cómo se describe? ¿Cómo se muestra exactamente lo que duele? ¿Cómo se cura el dolor de las distancias?

Las preguntas que han puesto a mi corazón en el punto de quiebre más complejo de mi vida; llena de un dolor de nombre “Nos alejamos”, propio de tristezas y depresiones que ni el tiempo, con su famosa “medicina” ha sabido curar. Más días de lo mismo, “intentando seguir” y consiguiendo más experiencia en eso de saber perfectamente, que no quieres seguir sin eso que te falta, me hice experto en no querer sentirme vacío; la habilidad que sé que ni siquiera es habilidad, es una necesidad, porque me desespera. He dedicado tanto tiempo pensando en ello, que me hice “abuelo de la nada”, desde que no te tengo. Vaya sentimiento y situación más despreciable, la que me hace infeliz, y me desarma al mismo tiempo. Con horas de pensamiento, ojeras remarcadas, casi permanentes, cansancio emocional, que consume la materia de mi cuerpo físico, dejándolo expuesto al estrés del dolor y el deseo de que por favor... no duela más.

Un hombre ya, a quien sus más claros deseos de vida consiguieron aflorar, luego de mucho llanto y momentos de ansiedad, pide pocas cosas: Tranquilidad, serenidad, y tú, por supuesto, que eres fácilmente las tres. Pero que te alejo, que estás lejos, que estamos lejos. Y yo aquí y tú allá. Donde ya no somos; dicho antes, lo que me duele. Y desde que nos alejamos, luché con mis mentiras, me las creí por un tiempo y caí, como siempre le pasa a quienes se mienten. Porque mi etapa de parecer autosuficiente, se me acabó cuando encontré contigo lo que yo no sabía que me faltaba y que me parecía tan increíble, que fue imposible no amar todas tus partes y hacerte entonces dueña de las mías, que aliviaste sabiendo que me dolían tanto. Pero ahora cuando no estamos, cuando nos alejamos. todas las noches como esta, llenas INMENSAMENTE de soledad y música instrumental, me recuerdan siempre lo mucho que duele, lo mucho que quema en la piel, esto que no somos. ¿Sabes que entendí en este tiempo? Que eso de decidir que nos duele y que no, es mentira. Hay momentos, lugares, personas que duelen y ya, de las que aprendemos y de ser necesario aceptamos si nos equivocamos, pero que sí, duelen y ya. Por más “trillado” que parezca, van a doler, cuando vuelvan a tocarte. Ese es mi vivir cuando se de ti y cuando las imágenes aparecen, llenas de una vida que era la mejor vida, que las circunstancias, ó las decisiones, nos nos permitieron seguir viviendo.

Una vez más vine al único lugar donde sé ser libre, a las letras. Donde puedo decirte que todo pesa y se como sentiste ese peso igual. Nunca volví a ser el mismo. nunca volveré a ser igual, porque mi mejor vida se terminó, cuando nos alejamos.

Con el mismo amor, Kael.